Páginas vistas en el último mes

sábado, 30 de marzo de 2019

Antonio Escohotado entrevistado por Daniel Castro para Telenoche. Canal 4 TV. Montevideo, Uruguay.


Pregunta: Drogas: legalización o normalización…

Respuesta: El experimento fue prohibir. Cuando me puse a hacer La historia general de las drogas, que hace ya mucho tiempo y estuve diez, quince años trabajando el asunto incompartidamente, estaba convencido de que siempre habían sido un problema y, para mi estupor, después de estudiar la legislación egipcia, mesopotámica, griega, romana… me encontré con que no, que no habían sido nunca ningún problema. Que el problema con las drogas empezó realmente a principios del siglo XX Que cumple ahora 103 años, justo 103.

Pregunta: ¿Por qué encontró que esta salida que encontró Uruguay es una ridiculez?

Respuesta: Pero es que no estoy muy enterado. Me han dicho que en las farmacias venden una marihuana tan baja en principio activo que es una estimulación directa al mercado negro. Es como si usted se pone a vender cerveza que en vez de tener cuatro o cinco grado, que es lo habitual, tiene medio. Va atener bastante poco público y va a haber gente que busque cerveza con la graduación normal de la cerveza. Ahora calcule que las marihuanas medias vienen a tener no el seis por ciento que tienen aquí, sino el dieciocho o diecisiete. Y luego me hablan de que hay clubes de consumidores, pero tampoco he logrado enterarme bien de qué significa eso. En principio ignoramus. Debo ser seguramente la persona que más ha estudiado la historia de las drogas… sin embargo, de Uruguay estoy pendiente que alguien me aclare qué es eso de los club de consumidores

Pregunta: La autoridad administrativa dice que se le ha restado más de diez millones de dólares a los narcos con esta medida...

Respuesta: Pues no lo sé, usted que me lo dice…

Pregunta: ¿Pero le parece ridículo?

Respuesta: Empecé diciéndole que yo estaba convencido de que la humanidad siempre había tenido una situación, como poco, delicada con las sustancias psicoactivas. Me di cuenta de que no. Qué sólo en 1914 se aprobó la primera ley, que fue la Ley Seca, y también la Ley Harrison, que controlaba hojas de coca y el opio. Y a partir de ese pequeño núcleo… lo que quiero decir es que el experimento ha sido prohibir. Lo que podemos hacer es o seguir manteniendo la prohibición o derogar la prohibición. Porque esto de legalizar… pues entonces también podríamos legalizar el turismo o la visita a los museos o la pintura o la fornicación, con perdón. El catálogo de derechos civiles está bien definido e incluir el derecho a tomar sustancia psicoactivas sería muy confuso. En cambio derogar la prohibición, bueno, ya se hizo con Ley Seca. Lo más parecido a la guerra contra las drogas fue la persecución de las brujas, que lo que hizo fue multiplicarlas por mucho. En 910 el Canon episcopi calcula que había en Europa una trescientas brujas; a finales del Renacimiento se calcula que una de cada tres mujeres es bruja. ¡Vaya estímulo fue para las brujas quemarlas vivas! Pobre mujeres.

Pregunta: Usted dijo al diario El País de Montevideo que deseaba comprender mejor a José Mújica.

Respuesta: Sí, estoy esperando, pero la verdad es que nadie ha venido a informarme todavía

Pregunta: ¿Pero no le han hablado de Mújica?


Respuesta: Sé muy bien que este señor tiene un pasado revolucionario. Yo también lo tuve. Yo fui uno de los protagonistas de la escisión prochina… en fin, qué tonterías a estas alturas, pero cuando tenía pocos años, veinte debía tener… Pero eran tonterías en la escala universitaria y por fortuna no me metí en ninguna aventura terrorista, aunque en mi país, en aquel momento, a principios de los años sesenta había al menos dos embajadas, la de Libia y la de Siria y nos proponían irnos a entrenar a Argelia. Por fortuna no me metí en aquella película.

Pregunta: ¿Usted dice que el comunismo es fértil en la prosperidad?

Respuesta: Claro, es que pasa lo mismo. Cuando me puse a estudiar la historia del comunismo, primero, estaba convencido que había empezado con Carlos Marx o poco antes… como mucho con un sector de la Revolución Francesa. Pero estaba muy equivocado. Me di cuenta de que había habido guerras comunistas en el siglo XIV, en el siglo XV, en el siglo XVI. Me di cuenta de que el movimiento comunista era en realidad el propio Evangelio. Entendí que había habido comunismo también en Esparta y comunismo teórico también el Platón. Es decir, me fui dando cuenta de que estaba equivocado en todo. Cuando se pone uno a estudiar lo primero que tiene es que estar dispuesto a cambiar de idea, porque en cuanto uno enfoca las cosas cambian.

Pregunta: Y encontrar cosas de que de pronto no le gustan...

Respuesta: Entonces, tanto en la historia de las drogas como en la historia del comunismo lo que fui es de estupor en estupor, de sorpresa en sorpresa.

Pregunta: ¿Le han venido muchas críticas por eso?

Respuesta: Muchas críticas y muchos… Muchas personas que como han abrazado o bien las drogas o bien el comunismo en forma pasional, religiosa… no les gusta que se trate como otro tema más… pues llegamos a la conclusión de van las cosas mal del mundo… ¡Qué va! Están mejor que nunca

Pregunta: Andrés Manuel López Obrador

Respuesta: ¡Ah! Ese me parece un miserable, porque él es el que se quedó allí, no nosotros. Yo no me he quedado en Méjico. Segundo es que ¿le gustaría volver a una cultura como la azteca? ¿Debíamos recordar al señor Obrador que tenían dieciocho fiesta de guardar cada año con sacrificios humanos? ¿Debemos recordar al señor Obrador que a Tlaloc, el dios de la lluvia, había que inmolarle criaturas con menos de un año de edad y que los inmensos osarios que descubren cada día los arqueólogo demuestran que los aztecas no sólo sacrificaban una media de cincuenta mil personas al año, sino que se las comían? Porque entre otras cosas eran tan bárbaros que no habían descubierto la rueda. No tenía ganados de los que en Europa y otras partes de la Tierra existen, ovino, caballar… La sociedad más monstruosa que los tiempos recuerdan, con mucha diferencia, mucho peor que la Espartana, es la azteca. Eso el señor López Obrador o no lo sabe o lo quiere ocultar. Me parece una miseria o una maldad.

Pregunta: Internet, las redes…

Respuesta: Me parece maravilloso. Figúrese paquete audiovisuales de ese calibre, todo gratis. Usted, todos llevamos en el bolsillo… yo no tengo móvil, pero sí estoy continuamente con mi ordenaador… Ahí está el saber absoluto. Legará un momento en que las personas lo usen para saber y entonces el ser humano será todo lo divino que en potencia es.

lunes, 25 de marzo de 2019

Antonio Escohotado en la IV Regional Conference Students For Liberty – Fundacion Pablo VI (Madrid)


Students For Liberty: ¿Cuando surge la libertad?

Antonio Escohotado: Creo que antes de tocar la noción libertad es conveniente el dato empírico, el saber de hecho que nos proporciona contar con la mitad de la sala, aunque teóricamente este sería el evento que clausura… Es la primera vez que veo suceder algo… Cuando salía Juan Carlos (Monedero) le dije: querido, veo que te has traído la claque. Bueno, un segundo sobre la claque. Los gobernadores romanos estaban obligados todos los meses a pasar un informe sobre las claques de sus respectivos territorios. La claque es un grupo bien entrenado que se distribuye en conjuntos. Siempre es inferior a un tercio del total. Muchas veces no llega a una centésima… Y se subdivide en los plañideros, los aulladores, los chilladores, el director… Es asombroso cómo la sala se ha despoblado. Es el primer indicio que tenemos en nuestras filas, las filas de los liberales, cuáles lo son y cuáles simplemente vienen a intervenir o a escuchar. Y ahora intentemos pelearnos con el concepto de libertad, si os parece, ya que me lo has pedido. Concepto. Concepto viene de concebir. Los conceptos se distinguen de las representaciones en la medida en que intentan comprender una cosa en su evolución, que si no es una evolución autoproductiva vuelve a caer en el campo de la representación o de lo imaginario. Cuando tenemos el concepto de algo sabemos de dónde parte y a donde va. Libertad. La palabra libertad, como tal, que yo sepa no existe en Grecia, aunque el espíritu griego es todo él precisamente el de la libertad. Básicamente el de la libertad para emprender. En primer lugar libertad comercial. Eso permite a los griegos, en cooperación con los fenicios, civilizar la cuenca mediterránea y crear el mundo moderno. ¿Qué es lo más parecido en lengua griega a libertad? Parresía (παν = todo + ρησις / ρημα = locución / discurso), que significa todo decir, no callarse. En una de las tragedias de Eurípides dice Yocasta: de esclavos es no cultivar la parresía. Los griegos decían parresía. La palabra libertas del latín no tiene nada que ver con lo que ahora llamamos libertad. Libertas está vinculada con el acto de manumitir a los esclavos, que era una cosa bastante jorobada, porque el manumitido le debía cosas todo el resto de la vida a quien lo manumitiese y, en algunos casos, incluso su descendencia. Libertad tal y como la conocemos nosotros creo que ni siquiera los griegos, en la época más esplendorosa, la conocieron. Benjamin Constant, el francés, dijo por primera vez que la libertad moderna no tiene nada que ver con la antigua, porque la sociedad moderna es de una complejidad, de una riqueza, de una densidad demográfica ni remotamente alcanzada por las previas. De manera que vayamos a lo que me has preguntado en primer lugar y que no se prolongue demasiado lo que digo… Lo que los griegos entendían por libertad era poder asociarse, poder expresarse y, sobre todo, tener iniciativa. Que el reino de la costumbre y que los decretos de quien estuviera en el poder no impidiesen a las personas hacer y deshacer. Esto era la libertad. Por supuesto la libertad ni se pesa ni se mide ni nada. Sólo empezamos a percibirla cuando la perdemos. Cuando nos quedamos sin ella entonces sí que temblamos y lloramos, pero hasta entonces no pasa nada.

F. L. L.: La contradicción del comunismo…

A. E.: La contradicción en Grecia, que acabó llevando, tras una larga guerra de casi treinta años a la derrota de Atenas, fue una cultura, la espartana, que es la primera cultura comunista del registro escrito. Su legislador, su Moisés, Licurgo, decidió que las ocupaciones pacíficas eran indignas, que los hombres tenían que dedicarse a oficios militares. Se prohibió el dinero válido. Solamente se usaban doblones de hierro, que naturalmente nadie aceptaba, porque no tienen valor en y para sí mismos. Que también sobraba la escritura. Se trataba de una cultura ágrafa. Cuando visitamos el museo de Esparta nos reímos porque las pocas cosas que hay son figuritas infantiles ridículas, en comparación con la grandiosidad inigualable del mundo griego. La capital, Esparta, no existe. Era una aldea. No llegaron a construir nada que valiese la pena. ¿Por qué? Pues porque odiaban, llamaban maricones y cobardes a los atenienses, aunque fueron los atenienses los que vencieron a Maratón y Salamina. Los espartanos intimidaban, vivían de mantener esclavizado al pueblo mesenio. Era siete veces más poblado el territorio de Mesenia que la pequeña Esparta, que también se llama Laconia, Lacedemonia… De Laconia viene lacónico porque como los espartanos odiaban el pensamiento, la libertad del pensamiento, la autonomía, el comercio… pues hablaban muy poco y la escritura estaba prohibida; no escribían sus leyes. Eran todos analfabetos. La siguiente versión del comunismo antiguo, Platón, La república, es un canto a Esparta. ¿Por qué era Platón tan increíblemente reaccionario? Porque había llegado la democracia. Clístenes la establece en el 508 a. de C. y Platón escribe como ciento cuarenta años después y a él, que representaba a uno de los clanes más aristocráticos… es más, se reclamaban descendientes directos de Teseo, el legendario rey de Atenas… le daba miedo aquello de un hombre, un voto, y pensaba que todo lo que no fuera el más riguroso autoritarismo… él lo dice en La república: cualquier persona que a lo largo del día no esté continuamente mirando al jefe y esperando sus órdenes es un ciudadano a suprimir… Imaginad que barbaridad es esa. Él era espiritualmente proespartano y en La república de Platón, como sabéis, la propiedad privada está excluida y los comerciantes se reducen al rango ínfimo; igual que con los espartanos, quienes gobiernan son una casta de guerreros. El comercio es vil y miserable y las gentes progresarán olvidando las relaciones voluntarias, tomando en consideración solamente las obligaciones forzosas. Por ejemplo, si has nacido en un territorio donde hay tal religión pues estás obligado a tenerla. Si has nacido en tal sitio tienes tal patria o tienes tal comarca. Todo lo involuntario. Lo voluntario olía mal, aunque Platón no se dio cuenta de que toda su construcción era puro voluntarismo, es decir, no había tomado en consideración lo real, las cosas como son. Lo primero que hay que tomar en consideración al hablar de la libertad es qué relación tenga con la realidad. Las cosas que vemos, la hormiguita que va por el suelo, las maderas del suelo ¿se pueden concebir de otra forma que como autoproducidas? Si son autoproducidas la voluntad tendrá siempre menos peso que la inteligencia, la realidad se sobrepondrá a la fantasía.

F. L. L.: ¿La comuna francesa de 1871 fue un experimento marxista o anarquista?

A. E.: Interesante. Juan Carlos (Monedero) hablaba de la comuna diciendo que Bismarck prefería liberar a las tropas francesas porque les tenía más miedo a los comuneros. Los comuneros eran en parte anarquistas, pero eran en su grueso principal marxistas, todos ellos formados al amparo de las ramas secretas… no eran públicas… de la Internacional, que acababa de organizarse. En la Internacional el grueso eran sindicatos ingleses, algo de sindicación francesa y belga, pero sobre todo sindicatos ingleses. Luego estaban el grupo de Marx y el grupo de Bakunin. Ambos tenían secciones clandestinas donde se formaban agitadores. Claques. Vamos a llamarlas claques, porque es parecido… llevaban la agitación de la asamblea hasta el nivel de las bombas también. La Comuna produjo casi treinta mil muertos, de los cuales fácilmente veintiocho mil comuneros. ¿Por qué se reaccionó tan cruelmente...? No, por crueldad entiendo violencia innecesaria, así que no vale para esto… ¿Por qué reaccionó tan violentamente? ¿Qué empezaron haciendo los comuneros? Empezaron raptando y asesinando al arzobispo de París, raptando y asesinando al director de la biblioteca nacional, intentando quemar el Louvre… hubo treinta soldados que dieron sus vidas ante las descargas de fusilería de los comuneros para salvar el Louvre, porque si no lo hubieran incendiado. Lo mismo pretendían con Notre Dame una heroínas llamadas las petroleuses, las petroleras. Cuando fue vencida la Comuna, la casa de Marx en Londres tuvo que ser protegida durante semanas por la policía, porque gran cantidad de personas querían quemársela, diciendo que él estaba directamente relacionado con las masacres atroces acontecidas en el año 1871. Es gracioso que se recuerde este incidente sobre la base de si Bismarck liberaba o no a unas tropas, cuando en realidad se trató, igual que en la Comuna de 1848, de insurgir a una población. Una situación muy parecida a lo de Cataluña, sólo que ahora, tras sesenta o setenta años de continua opulencia, a ambos lados del espectro político ha ido creciendo la pusilanimidad… llamémosla por su nombre: la cobardía… y hay pocas personas que estén dispuestas a jugarse el pellejo… En el siglo pasado había muchas más, sobre todo porque no se sabían las consecuencias de sacar adelante, de poner en práctica un proyecto comunista o anarquista. Un proyecto anarquista nunca se ha puesto en práctica, pero un proyecto comunista sí. Aproximadamente ochenta y dos casos comentan lo que pasa cuando estas ideas triunfan. La Comuna de 1848 produjo, si no recuerdo mal, entre doce y catorce mil muertos. Todos por la misma operación. Salían gentes de los barrios conflictivos, básicamente jóvenes burgueses descontentos. Digamos que las ovejas negras de la burguesía eran el grueso de estos protestadores, de estos activistas contestarios, y esto fue en aumento. Por supuesto, el origen de esto es la Revolución Francesa, el periodo llamado del Terror. Robespierre decía: el terror es el atajo hacia la virtud pública.

F. L. L.: Los ricos y los pobres son cada vez más ricos, pero prevalece una visión negativa de la desigualdad. ¿Qué podemos hacer?

A. E.: El gran misterio es cómo el tabú de alejarse de las cosas putrefactas se desplazó por metonimia y se convirtió en decir que el oro era una cosa putrefacta, que corrompía. Entonces usus aureum, usura, se convirtió en un delito y en un horror, como si todo emprender comercial e industrial no necesitase un crédito, una inversión previa… y esa inversión sólo puede ser actividad ya ahorrada, lo que llamamos capital, que se distingue del capital de la producción en general. El capital no necesita ir siendo consumido según se va produciendo. Tenemos vacas, las ordeñamos… todo lo que de la leche quede, por ejemplo para hacer queso, es capital. Todo lo que consumimos ese día es mera producción. El mundo, antes de llegar las formas de capitalismo avanzado en las que estamos, debido a la industriosidad humana y a la inventiva… el mundo estaba expuesto a un anillo producción-consumo donde no había nunca excedentes. El momento en que surgió el desarrollo, que podemos más o menos situar a mediados del siglo XVIII, con la mecanización del campo, que fue un poco previa a la mecanización de las ciudades… Se produjo por varias cosas, como cambios políticos en las constituciones y, sobre todo, aparición del papel moneda, moneda de confianza que permitió inversiones gigantescas… por ejemplo en empresas, hasta mediados del siglo XVIII y finales, la empresa de tamaño máximo era de ocho personas, porque lo había determinado la legislación gremial. La gran empresa de Owen, que es también uno de los grandes padres del comunismo, tiene tres mil operarios. Pasar de siete u ocho a tres mil es un salto imposible sin el papel moneda y sin grandes modificaciones en el derecho político y también en la sociología y la antropología.

F. L. L.: ¿Imaginas que la medicina pueda en el futuro ayudarnos a alcanzar nuestro máximo potencial mediante el uso de drogas?

A. E.: Claro, claro, estoy convencido… Tuve esta sensación la primera vez que tomé la primera droga, que debía tener trece años o así y a causa de ataques epilépticos me inyectaron en vena pentotal sódico, pero una pequeña cantidad, por supuesto… es la inyección letal… Aquello me abrió un horizonte y desde entonces pensé: ¡Caray, esto es una ventana! A través de lla se pueden ver las cosas. El mundo no cambia pero uno sí. Al fin y al cabo la crítica de la razón pura de Kant no es más que eso. Es decir: ¿pero usted no se da cuenta de que miramos la realidad a través de gafas? La gafas que mencionaba Kant son las categorías del espacio y el tiempo que ordenan, el orden vertical y el orden horizontal de las cosas. Me llegó esa idea de las drogas como medio de conocimiento y, por supuesto, como medio de disfrute. Fui progresando, fui tomándolas, fueron pasando muchas cosas más en mi vida, fui cambiando. También fui comprendiendo que lo que no es compatible con la modificación química de la consciencia es la falta de control. Que a uno se le ve el plumero con las drogas y gran parte de las personas tienen muchas razones para no querer que se les vea el plumero, porque es un plumero un poco chungo, temporal o intemporalmente. El problema que tenemos con las drogas ahora para nada es reciente. Anoche mismo estaba recordando que la primera cruzada contra las drogas fue el 186 a. de C., casi en el siglo III a. de C., cuando el Senado Romano decidió que los misterios báquicos, que había llevado tres o cuatro siglos difundidos por la cuenca mediterránea eran unas operaciones criminales. Como naturalmente los que participaban en los misterios báquicos estaban tan contentos, iniciaron la práctica de admitir delatores profesionales, que no podían ser perseguidos por falso testimonio y empezaron a encontrar culpables. El primer año la cruzada romana mató a seis mil ciudadanos, el segundo año a tres mil. El tercer año el pretor encargado del caso dijo que este monstruoso proceso, si seguimos con él, va a acabar con la República y con el orden jurídico y, entonces, aquello se suavizó. Tito Livio le dedica seis capítulos de Los Anales a la persecución de Bacanales, estimando que ahí empezaron a destruirse las libertades romanas y sobre todo las garantías de su derecho. Tiene toda la razón, pero como las personas tienen miedo de sí mismas, pero tampoco quieren reconocerlo, proyectan ese miedo en forma de defensa de terceros, de sus hijos, etc., etc. Va a ser difícil quitarse esa gigantesca hipocresía, muy difícil… y lo estamos viendo. Pero si no te la quitas ¿qué pasa? Que acabas teniendo una cruzada donde los enemigos ni siquiera son traficantes o adictos. No, no. El enemigos es el ingenio humano, la química. Por otra parte naturalmente todos somos bolsas químicas. No hay nada más natural. El perseguidor se ve obligado a decir: ¡no, no, es que los paraísos químicos son artificiales! Y dices: ¡Ah! ¿Si el paraíso químico es artificial, en cambio el celestial es natural? No ha sido el punto fuerte del prohibicionista ni del que detesta la libertad ni del que detesta la propiedad, el argumentar. Al contrario, el problema básico de estas personas es falta de elocuencias, falta de coherencia y el primero que empezó a demostrarlo fue Sócrates. Iba por ahí preguntándole a la gente y decía: oye, tú, ¿qué crees, que el derecho se basa en la fuerza o en la justicia? El otro le contestaba: ¡pues claro que se basa en la fuerza! ¡Qué va a basarse en la justicia! Y Sócrates le repreguntaba: entonces ya desterraste a tus hijos. El otro dice: ¿y qué tiene que ver desterrar a mis hijos con lo de si el derecho viene de la fuerza? Pero amigo mío, le contestaba Sócrates: ¿no te has dado cuenta de que son más fuertes y saludables que tú? El otro contestaba: Bueno, ya se encargarán las leyes de protegerme. Pero decía Sócrates ¿las leyes vienen del poder o vienen de la justicia? Normalmente su interlocutor se había ido dando un portazo. Una vuelta más, una expresión más de que, por fortuna, los enemigos de la realidad, de la libertad tienen muchas cosas, pero no tienen elocuencia ni tienen hilo lógico.

F. L. L.: Ross Ulbricht y el mercado de drogas en Internet.

A. E.: Pues sí. Los que amamos lo real no necesitamos irnos al futuro. Yo creo que lo que hay que hacer con Ulbricht es (YouTube) Hay ciertas cosas que no se pueden aplazar. A mí me ha gustado toda la vida no dejar una ofensa sin venganza. No me parece propio de las personas de honor. Por eso me he tenido que pegar varias veces, y además siempre, como tampoco me he dedicado a instruirme en el arte del ataque, perdiendo en todas las ocasiones, pero me acuerdo de aquello de Cervantes, que decía: la derrota es trofeo de almas bien nacidas. Aquí no podemos aceptar la derrota los amantes de la libertad, porque lo tenemos chupado señores. El mero hecho de que ustedes están aquí y yo no esté en la trena, menudo logro.

F. L. L.: ¿No beneficiaría al Estado la legalización de las drogas por la enorme recaudación que sacaría?

A. E.: El argumento principal que tenemos y espero que salga a delante, y lo decía Rivera el verano pasado, es la cantidad de puestos dignos de trabajo, turismo, movilidad de la renta, inversión, que se deriva de normalizar todas las sustancias. La locura de los prohibicionistas ha acabado haciendo que las leyes se empleen contra el ingenio humano, contra la química. Muy bien, pero es que con ese acicate hemos progresado mucho. Como realmente a través de las drogas se vive mejor, aquí lo único que hay que pedir es experiencia, saber práctico. El que lo conoce prácticamente lo sabe. En lo único que podemos detenernos un segundo es en quienes son estos pobres víctimas de las drogas, que ellos no quería saber nada, pero pasó por ahí una papelina y ya quedaron para siempre enganchados. Pues eso lo quieren pensar algunas señoras y algunos señores progenitores. A mí me dan lástima y prefiero no tratar el tema, pero si estoy con ellos, con los yonkis, yo les llamo farsantes y ellos me llaman nazi. Esto es desde el programa La Clave, en el año 1986, yo dije: hay que poner gratis la horína para los que no sepan tomar la heroína. Para los demás hay que seguir vendiéndola en la farmacia, como se ha hecho siempre, por supuesto, igual que el opio, que llevaba vendiéndose en boticas tres mi años. Sin ningún problema social de consumidores. Eso le da a ustedes idea de que la palabra opiómano es modernísima. ¿Hay ahora una palabra para quien toma mucho paracetamol? No. ¿Hay una palabra para quien toma mucha aspirina? No. ¡Ah! Pero sí hay palabras para quines toman drogas prohibidas. ¡Qué prueba más evidente que la textual del lenguaje!

F. L. L.: Si Richard Cobden fue el primero en apostar por el librecambismo…

A. E.: Esta señorita Ana Gabriel decía que ellos hablaban de un nacionalismo sin fronteras y a mí eso me suena a un libre comercio con aduanas cada cinco kilómetros. Antes les decía que lo que tenemos nosotros, los libertarios, que nadie nos quitará y que nos lleva el gato al agua en el pasado, en el presente y en el futuro es la elocuencia. A nosotros hay que callarnos, hay que meternos en la cárcel, hay que hacer leyes para poder con nosotros. ¿Por qué? Porque la verdad se defiende sola. Sólo el error necesita apoyo del gobierno. El libre cambio es la espontaneidad. Si nos remontamos otra vez un momento al caso griego, del cual vienen todo el arte, el conocimiento y las instituciones políticas actuales… ¿Qué es lo que les hizo realmente ricos? Que ellos empezaron a embazar y distribuir aceite de la mejor calidad, armas de la mejor calidad, sus herreros eran superiores, y sobre todo cerámica. Antes puntos que nos parecerían ridículos, pero en ciudades como la comarca de Atenas, que nunca pasó de los cien mil habitantes o escasamente, el tener una poderosa industria exportadora de aceite, de cerámica y de herrería, metalurgia… bastó para conseguir grados inauditos de riqueza en el mundo antiguo. Les voy a dar un ejemplo que les va a sorprender. No había un analfabeto en la comarca de Atenas, en tiempos de Pericles, sin embargo no había ninguna escuela o guardería pública, no había subvención ¿y esto cómo es posible? Esto es posible primero, porque el derrotar a los persas todas las demás polis griegas empezaron a pasar un estipendio a Atenas para que las siguiera protegiendo. Un estipendio muy fuerte. Pero es que Atenas tenía un superávit comercial muy fuerte y creciente. Entonces la urbe, siendo rica por sí misma, se curó del analfabetismo al mismo tiempo que del autoritarismo de los dictadores. Una de las frases más famosas de Sócrates es: los niños atenienses son uno tiranos; reciben la comida que les dan los padres y escuchan a sus maestros como si fuesen inferiores. ¿No se dan cuenta de que eso es una prefiguración del ni-ni? ¿La única prefiguración que tenemos? Esos niños que prefigura Sócrates son precisamente los que ahora están pidiendo recibir sin dar y permitiéndose recibir con ingratitud. Esta gente que el principio de reciprocidad no lo toma en consideración. Eso es lo del libre comercio.

F. L. L.: ¿La guerra contra la droga la deben llevar adelantes los países productores o los países consumidores?

A. E.: Yo creo que cada cual tiene que empezar poniendo su granito de arena, igual que con Ross Ulbricht. Yo creo que he hecho bastante en esa dirección. Que los demás se pongan a hacer lo mismo y entonces es posible que se movilicen los Estados. Estas cuestiones de principio son muchas veces paralizantes. Lo que se puede hacer en materia de drogas es tomarlas bien, con elegancia, poner en ridículo a quines las toman de forma patética-enfática, para conseguir subvenciones o que sus papás y sus mamás les soporten las manías y las tiranías y que este campo. Y que euforia que proviene de las drogas, que también puede ser descanso, brío en ciertos casos… Que todo esto no sea algo de los que blablabla, sino que sea real. Que sea tan concreto como que yo le estoy hablando ahora y usted me preguntaba antes. La situación de las drogas está cambiando continuamente, en cada segundo, sin parar, como todo el resto de la realidad. Eso es lo que la distingue de la coagulación, de la momificación, del mundo de la fantasía y del mundo también del puro voluntarismo. Creo que estamos mucho mejor que hace treinta años, pero desde luego no estamos mejor que hace tres mil años, donde por lo menos no le daban la vara a la gente con esto.

domingo, 24 de marzo de 2019

Antonio Escohotado con Luis Racionero, Gabriel Albiac y Fernando Sánchez Dragó. Las preocupaciones del pensamiento occidental ante el fin de siglo y de milenio, Televisión Española, La 2, Negro sobre blanco, Miércoles, 29 de octubre de 1997.


Dragó: Estábamos hablando ¡de qué?

Antonio Escohotado: Del Fedro, de que todo era juego. Yo tenía una cita de Platón a la inversa. Platón decía que todo deseo era expresión de una carencia y que, por tanto, los afrodisiai, los dones de Afrodita, que eran comer, beber y fornicar, eran un chapoteo en la finitud y que la única cosa que nos permitiría vivir dignamente era cultivar el saber. Luego vinieron Aritóteles y su discípulo Epicuro a a clarar que no eran nada incompatibles el afán de saber, el cultivo más riguroso de la ciencia, con el disfrute de los afrodisiai, y que comer, no como un tragón, sino como un gastrónomo, beber, no como un alcohólico, sino como un catador, y fornicar, con el mayor arte y la mayor imaginación posible, era lo que realmente nos distinguía de las bestias y de las formas más depravadas de la humanidad. Ahí habíamos quedado, pero yo le pongo la coda al lado puritano, porque Platón es el puritanismo antiguo. Luego vino el puritanismo cristiano que dijo: no, no es un chapoteo en la finitud el placer; da muchísimo gusto; tanto gusto que te va a permitir ir al infierno, lo cual significa condenación permanente. Eso ya significaba un reconocimiento de lo concupiscente como fuente de placer. En el caso de Platón no… aquello se despreciaba como algo que realmente no sería más que… Yo creo que la expresión chapoteo en la finitud podría expresar lo que para Platón era un coito. Un coito bien lubricado.

Albiac:…

A. E.: Pero Platón dice: abandonen la concupiscencia, dedíquense todos a la ciencia. Luego vienen los cristianos y dicen: abandonen la concupiscencia por supuesto, pero abandonen también la ciencia que es una curiosidad malsana; dedíquense todos a la obediencia.

Dragó:…

A. E.: Ha pasado por ciencia, por desapasionada observación del acontecer, prever lo que van a ser las cosas, y la ciencia que no era predictiva, calculística, no era realmente ciencia. Se olvidaban así las verdaderas ciencias, la astronomía, la botánica, la zoología, la lingüística, las verdaderas, las que simplemente miran la sustancia del mundo e intentan humildemente clasificarla o precisarla. El paradigma predictivo viene probablemente de la conseja bíblica que dice: creced y multiplicaos, someted el mundo. Someter el mundo significa degradarlo a cosa determinada, a cosa sin vitalidad. Degradarlo a masa y, sobre todo, degradarlo a masa inercial. Es decir, que si está en movimiento es porque algo lo puso en movimiento, si está parado es porque algo lo para. Nada surge de sí mismo, nada viene de sí mismo. Esto era una mentira basada, primero, en importar a todos los campos y sobre todo al cálculo la geometría euclidiana y el Tratado de las secciones cónicas de Apolonio, que permitía hacer esas curvar regulares que, a su vez, extrapolándolas luego, permitían pensar que podías ir midiendo exactamente, dadas unas condiciones iniciales, el resultado final de un sistema. Eso era un conjunto de falsedades. Se puede llamar en términos suaves simplificación, pero es más que simplificación. Ahora los grandes expertos en Newton te hablan de un factor batido, se han modificado los decimales, se estaba jugando con los números, no salían las ecuaciones. Esto prosigue hasta ahora mismo en la ciencia predictiva. Se siguen batiendo los decimales para que coincidan las ecuaciones con el estado del mundo. Pero es que el mundo no nos espera a nosotros. El mundo y nosotros estamos todos vivos y, afortunadamente, nos inventamos. Cuando viene un meteorólogo y nos dice cuál va a ser el tiempo de mañana, omite decirnos que, aparte de las tres famosas ecuaciones de Edward Lorenz sobre meteorología, que no son integrables, que no permiten una solución exacta, el tiempo se va inventando en cada momento, de modo que prever el tiempo es ridículo. Es como prever nuestras reacciones cuando estamos haciendo el amor o cuando estamos empezando a comernos un pollo. No puedes prever cómo vamos a acabar de comernos el pollo o cómo va a terminar ese coito. Es simplemente una deformación de unos señores que vienen a sustituir a los clérigos diciendo: lo suyo, lo de los clérigos, ahora empieza a no funcionar y lo mío, lo de la previsión, lo de la exactitud, va a empezar a funcionar. Así Newton es el primer hombre que vive de la ciencia.

Albiac:…

Racionero:…

A. E.: Hay que aclarar también que los grandes hallazgos tecnológicos se han producido cuando los equipos de cincuenta doctores que estaban siguiendo un proyecto que no funcionó, dejaron a un técnico de grado medio o subalterno solo en el laboratorio y éste fue el que hizo el hallazgo. Los hallazgos técnicos del siglo XX y del siglo XIX vienen de serendipidad… por cierto, propongo esta nueva palabra que viene de la isla Serendip, donde las gentes buscan y buscan y encuentran cosas distintas de las que buscan, pero mejores aún. Pasteur dijo: el azar favorece a los espíritus preparados. Cuando Albert Hofmann descubrió el LSD dijo: esto es serendipia, porque él estaba buscando una cosa para evitar las hemorragias postparto de las mujeres, que por cierto lo acabó descubriendo y ha salvado millones y millones de vidas humanas. Cuando buscas una cosa descubres la otra. En realidad la ciencia teórica no tiene mucha relación… tiene alguna… pero no tiene mucha relación con el desarrollo tecnológico. Si te lees una buena historia de la tecnología desde el siglo XIX hasta finales del XX te darás cuenta que ni muchos menos hay una secuencia automática de que viene un señor y hace una tesis y entonces viene el otro, aplica la tesis y descubre el tubo de rayos catódicos. Eso no sucede.

Racionero:…

A. E.: Edison no es un científico. Es un técnico.

Albiac:…

A. E.: Ten en cuenta que se estaban empleando seres ideales hasta hace diez o quince años. Seguíamos creyendo en seres enteramente ideales, por ejemplo en líneas rectas, en curvas regulares, en puntos… En este mundo, ya es hora de decirlo, no hay más que el movimiento de caudales turbulentos. La turbulencia ha sido el demonio apartado cuidadosamente como caos. Sin embargo la turbulencia es una fuente estructurante infinitamente mejor. Uno tiene un gazpacho, un ajoblanco en su nevera y lo tiene durante varios días y, como es natural, se ha ido bajando hacia abajo la almendra en el ajo blanco o el tomate y los demás sólidos y se va quedando arriba… Si fuera verdad Euclides, si fuera verdad la dinámica newtoniana, el mover aquello para que efectivamente todas las moléculas volviesen a estar unidas en el gazpacho o el ajo blanco y pudiera tomarse, requeriría a lo mejor batirlo diez minutos, puesto que han sido varios días de estar en la nevera. No es verdad. Bastan dos batidas. ¿Por qué? Porque por movimiento browniano las partículas llevan una aceleración infinita. Porque el flujo de cuerpos caóticamente determinados va prácticamente a velocidades infinitas y así va el mundo.

Dragó:…

A. E.: Turbulencia es todo. Turbulencia es el factor estructurante del mundo real y sin embargo ese factor estructurante del mundo ha sido apartado durante veinte siglo como caos. No hemos podido entrar en este mundo nuevo sin ayuda de los ordenadores, cuya potentísima capacidad de computación nos permite estar a la altura. Antes se dejaba a los ingenieros el estudio de dinámica de fluidos, mientras que los físicos teóricos estudiaban mecánica newtoniana. Este mundo real de fluidos, porque somos fluidos, en vez de puntos y rectas y curvas regulares de Apolonio de Perga… Este mundo nos resulta mucho más afín porque un fractal, se parece muchísimo más a las cosas del mundo que un prisma o un triángulo o un dodecaedro que ¿dónde encuentra usted el dodecaedro, señor mío? Ya sé que es muy fácil de construir para un geómetra.

Albiac:…

A. E.: Prigogine expresamente y Mandelbrot retoman directamente a Epicuro y a Demócrito.

Racionero: Que todo está vivo…

A. E.: Cosa evidente por lo demás.

Albiac: Que la obtención de los placeres no implique un displacer mayor (Epicuro).

A. E.: Hay una vertiente de la ecología que es muy interesante y que ha venido en los últimos años, porque antes no se tenía esta consideración, que es incluir cada una de las cosas siempre en totalidades más amplias. Ver más allá de las propias narices. Me parece fundamental de todo el movimiento ecológico. Pero el ecologismo, como cualquier otra cosa, tiende a su propia corrupción y se convierte en una forma velada o menos velada de fundamentalismo y esto es lo que yo llamaría la ecología conservacionista. En un mundo animado por movimiento y por movimiento caótico, pretender fijar ciertas especies es simplemente, además de imposible, disparatado.

Albiac: Ecologísmo, higienismo y asesinato (médicos y nacionalsocialismo).

Racionero: Arte, realidad, fango y cochambre (trascender la realidad).

A. E.: Gran parte de esto que se ha acabado, las vanguardias… está basado nada más que en los galeristas y en una especulación salvaje donde se le cuenta al pobre bobo, que antes se compraba un cuadro… lo encargaba y si le gustaba se lo quedaba y si no se lo devolvía al pintor… Le dice: ¡no, esto parece un poco raro y tal, vale muchísimo, pero usted tiene que entenderlo! Entonces viene la nueva variante donde el arte ahora hay que entenderlo y cuando lo entiendes y dices: pues mire usted, por ejemplo un Tapies, no lo puedo ni soportar, pues entonces es que usted no entiende. No que la cosa no tenga valor en sí, con lo cual se despoja al espectador del arte. Es un poco como se despoja al enfermo en la medicina actual de su función en la cura. Se trata de diagnosticarle y tratarle mucho más allá que decirle: mira usted, me parece que lo que lleva usted mal son las relaciones entre su cuerpo y su alma, es decir, su psicosoma, pero claro, no se atreven a decir eso y atiborran a la pobre maruja y al marujo de unos fármacos que no sirven para nada y el señor, claro, va a otro y a otro y a otro, igual… pues se pasa de un Tapies y a lo mejor compra un Guinovart y luego se compra un Saura y cosas de estas… pero claro, a mí me parece que volveremos al respeto por la figura humana.


Albiac: Mercado y arte no comercializable. Duchamp…

A. E.: Pero aquí tendríamos que ver alguna diapositiva de Duchamp
Dragó: (A Escohotado) que la ebriedad entre en el catálogo del las bellas artes y que los celos declinen sin merma del ardor.

A. E.: La primera la defiendo, claro. Viene del programa más venerable de la antigüedad, de la sobria ebrietas. Sin ebriedad, con la vida de pura templanza falta el entusiasmo báquico. Esto ya lo dice hasta el mismo puritano Platón y, por supuesto, todas las demás escuelas. Hay que permitirse ese relajamiento, ese desnudamiento del alma que hace que los demás nos vean como realmente somos y hace también que nosotros nos veamos. Es lo de Noé, el primer cultivador dice la Biblia: bebió de su fruto y se embriagó. Luego se comportaron mejor o peor unos hijos suyos y otros y él maldijo a unos y bendijo a los otros… Pero el cultivador debe embriagarse, pero debe embriagarse con un sentido muy elevado del amor propio, es decir, con criterios éticos y estéticos que se deben complementar con criterios gnoseológicos , científicos. No hay drogas buenas o malas. Sólo hay dosis. El conocimiento de las dosis convierte un veneno en un instrumento de salvación. El desconocimiento hace lo inverso. En un momento como el actual, donde las drogas han perdido los contextos míticos rituales que tenían tradicionalmente y encontramos que nuestros hijos y nuestros nietos acuden a millones cada fin de semana a atiborrarse de las más variadas cosas, porque la prohibición ha terminado hace mucho tiempo. La prohibición está sólo en los códigos, pero ya la prohibición no existe. La oferta de drogas ilegales es de tal proporción y de tal variedad y de tal baratura de precio que prácticamente todo el mundo puede tomar lo que quiere, y si quiere tomar un poquito más le basta con convertirse en traficantillo, un pequeño camello de esa misma cosa para hacerlo… En este momento histórico, en vez de lamentarnos por la pérdida del contexto mítico ritual, donde se tomaba estas drogas y aquellas, por ejemplo la heroína y el opio entre médicos, por ejemplo el peyote y la ayahuasca entre indios de tales tribus o el LSD y la mescalina en departamentos de psicología y antropología cultural de las universidades americanas… no, en este momento en que ya han llegado a la calle abrumadoramente con nuestra juventud, yo creo que el discurso a la juventud, en vez de estas bobadas alarmistas y mendaces que se distribuyen, es amor propio, conocimiento, que esto es tan arte como el comer, como el beber…

Albiac: Jugar con los delirios…

A. E.: Es tan grande el mundo que hay dentro como el mundo que hay fuera. El mundo que hay dentro se ha tocado todavía muy poco. Ahora, con los extraordinarios progresos de la química de síntesis, se están desarrollando drogas que se pueden llamar realmente inteligentes, como la hydergina, que es un retrasador de la senilidad y que tiene un leve efecto psicoactivo también. Milagrosamente han escapado de los catálogos de drogas ilegales la hydergina y sus equivalentes… Pero yo creo que es irresistible. Tenemos esa pendiente y nadar contra corriente no va a ser posible.

Dragó: Lo del ardor y los celos.

A. E.: Yo hice esa propuesta porque seguía mi entusiasmo habitual y viendo todos los progresos del mundo y viendo este grandioso caos de la libertad donde estamos inmersos, dije, pues bueno, el ardor que es lo que queremos, pero joder, esa posesividad llega del cerebro reptiliano. Esa adoración del territorio que desemboca en la muerte… vamos a ver si conseguimos… Entonces en la propia ponencia, cuando me tocó defenderlo allí, ya llevaba defendiendo varias otras propuestas, dije: esto me parece que me desborda, me supera. Tómenlo ustedes como una bobada y paso al tema siguiente. No es una bobada. Ahí se trata de conciliar contrarios muy fuertes. Conseguir la inflamación venérea y al mismo tiempo evitar que entre el cerebro reptiliano y te diga ¡mío, sólo mío! Vamos a ver cuanto nos va a tomar. Yo creo que con ayuda del desarrollo este de películas x, el mundo antiislámico al que estamos llegando… Se hacen diez películas x diarias en el mundo, diez, y aproximadamente cinco kilómetros de material obsceno al día también, en el mundo, todo legal. Con un poco de ayuda de esto quizá el cerebro reptiliano aflojará un poco sus controles territoriales y el ¡mío, mío, mío! Se convertirá en ¡mío ahora! De otro, luego.

Albiac: El placer que no busca la apropiación (Epicuro). Apropiación y destrucción.

A. E.: La posesividad sexual es una forma de hacerse sabotaje. No tener ni siquiera lo que tenías en principio.

Dragó: ¿Cómo va en tu mujer el cerebro reptiliano? (A Escohotado)

A. E.: Ella me dice siempre estas cosas. Ante el libro del Retrato del libertino, que yo no hago más que un ensayo sobre la obra de otro señor, y también se mosquea un poco. Pero esto viene de la gran mujer, de la mujer antigua, de la mujer que tiene esa profundidad como el iceberg, que por fuera muestra mucho, pero que por abajo tiene mucho más. Está acostumbrada a la domesticación del varón. Esto le viene de la Virgen María, que ya domesticó a su pobre obrero convenientemente. Ya veremos. Es posible que se lleve el gato al gua, pero por lo menos desde el punto de vista espiritual yo voy a seguir diciendo las cosas que digo. Otra cosa es que en la vida doméstica sea una persona perfectamente reptiliana.

Dragó: Implantación de la eutanasia para asesinos de convictos y confesos de crímenes horrendos (Gustavo Bueno).

A. E.: Eso es perfecto, pero implantación de la eutanasia para todos los que la pidan. Lo que no entiendo de Gustavo es limitarla a los presos. Implantación de la eutanasia para todos. Recordemos que la eutanasia…piénsese en Plinio el Viejo, piénsese en los grandes trágicos griegos… es un signo de excelencia moral quitarse de en medio no sólo cuando está uno enfermo, sino cuando uno ha hecho un acto tal que no se lo puede perdonar. Por eso decía Fichte con razón que cualquier hombre puede ir al magistrado y decirle: condéneme a muerte, tengo derecho a que me condene a muerte.

Dragó: Rebaja de las cuantías escandalosas de los premios de loterías, quinielas, sorteos, premios literarios y afines hasta niveles proporcionados a los salarios mínimos (Gustavo Bueno).

A. E.: No comment.

Dragó: Eliminación del concepto de tercera edad como edad del merecido descanso y asignación a los pensionistas no impedidos de tareas obligatorias de interés asistencial, educativo o social (Gustavo Bueno).

A. E.: Yo también estoy de acuerdo, sobre todo porque los hombres de cincuenta años antes éramos una mierda y ahora todavía somos capaces de dar unas brazadas y de hacer gimnasia y esto…

Dragó: Eliminación del concepto de colectivo de desempleados y asignación a los parados y población ociosa, mediante retribución, de tareas de interés público.

A. E.: Sí, o social…

domingo, 17 de marzo de 2019

ANTONIO ESCOHOTADO: Vox, Pedro Sánchez y la corrección política | UTBH 16-03-2019


www.youtube

Un tío blanco hetero: Antes de Vox el Partido Popular o Ciudadanos eran de derechas o de extrema derecha...
Antonio Escohotado: Eso era todo terminología de la izquierda, porque si no eres afásico todas las palabras de la lengua tienen sinónimos. No hay sinónimos para derecha… es o derecha o derecha… sí, o sí. No hay matiz. Toda la transición que hubo de las antiguas derechas, la CEDA por ejemplo… la CEDA en España, con Gil Robles, a lo que es ahora… de eso nada. ¿Qué es Vox? Vox es la rama no hipócrita del PP. Nada más. Es el sector no hipócrita del PP. ¿Que son de derechas? Para nada. ¿Que son de ultraderecha? ¡Qué ridiculez! Pero si lo que quieren es simplemente proseguir lo que Europa lleva haciendo desde que se constituyó como Europa, que yo diría que es desde el Puente Aéreo de Berlín, que al fin acabó con el odio de franceses, ingleses y alemanes, que llevaba años y años odiándose a muerte. A partir de entonces se dieron cuenta de que no y ahí ha florecido la Unión Europea, que es con mucho la institución política más larga y más benévola que ha conocido la historia de la humanidad. O sea ¡que estamos mejor que nunca! Pero claro, los que apoyan la discordia, los que creen que sólo ese camino nos lleva a una mejora… y ahora tienen más… es como un pequeño momento de redoblar de campanas
UTBH: La figura de Pedro Sánchez es el peor presidente que hemos tenido en España durante la democracia…
A. E.: ¡Claro! Y el único que ha llegado sin ser apoyando por el voto…
UTBH: Y que parece que el único capaz de ganar las elecciones…
A. E.: ¿Pero por qué parece? ¿Será verdad o es sólo parecer? Creo que la ciudadanía está siendo interpelada, la ciudadanía tiene que ponerse seria y pensarlo. Este caballero no ha sido votado y, sin embargo, ahora… Se puede interpretar que lleva ahí ocho meses aprovechando los resortes que tiene el poder político, el dinero que tiene el poder político para instaurar su propaganda y montarse su chiringuito. ¿Habrá sido esto capaz de hacernos olvidar que es una copia de Zapatero? Porque es lo que es. Pero Zapatero era capaz de hacer frente a un diálogo sin preguntas pautadas de antemano. Yo estoy seguro que Sánchez es incapaz. Yo estoy seguro de que si Sanchez se somete a un careo público en la televisión, con los otros partidos, quedará demolido. Pero es posible que lo evite, como lleva evitándolo desde que está en el poder. Te habrás dado cuenta que no ha debatido nunca hasta ahora.
UTBH: Antes de las elecciones sí participó en varios debates…
A. E.: No, desde que es presidente del gobierno. Lo que yo tengo entendido es que hay que presentar las preguntas antes y que las preguntas sean aceptadas. Lo que no está dispuesto es a aceptar la improvisación con alguien y por largo. Espero que no pueda evitarlo y confío en que si no puede evitarlo tenga el destino que tiene la falta de inteligencia frente a la inteligencia.
UTBH: A mí me parece que Ciudadanos podría estar perdiendo apoyos por su apoyo a cosas como la Ley Integral de Violencia de Género… Inés Arrimadas hablaba de la brecha salarial, que a mí me parece una desgracia intelectual…
A. E.: Y tanto, tienes toda la razón. La solución de la brecha salarial sería un decreto de igualación que equivaldría a destrozar la economía nacional y a destrozar toda la sensatez y sentido común del asunto. Por supuesto. Pudiera ser que Ciudadanos, con tal de ganar votos, hiciera lo que fuere y, sobre todo, perdiera identidad y al perder identidad no quedase claro aquello para lo que nació. Heroicamente como nació Rivera en Cataluña con cuatro amigos y diciendo: ¡que no, que yo me opongo a esta castaña, aunque tengan siete mil millones todos los años! Que es lo que les dio Zapatero a través de la gestión del IRPF y también el señor Zapatitos ha hecho de las suyas. Aunque tengan eso Albert se alzó, creó Ciudadanos y el partido es el más votado de Cataluña. No hay un político heroico desde la transición como Albert. Es joven. No tiene experiencia. Tiene que rodearse de personas que… forzosamente recibirá buscavidas, desalmados, gentes que quieren progresar a cualquier precio… pero él necesita cientos y cientos de ayudantes. En este momento es muy delicado. Un estadista tiene que tomar decisiones que a primera vita pudieran parecer impopulares pero que luego, en cuanto que muestre que está dominado por lo políticamente correcto, que él cree que va a perder votos si no se alinea con lo políticamente correcto… Creo que una mayoría del país se ha dado cuenta de qué hay detrás de lo políticamente correcto. El sentido de ciudadanos, espero que Albert no lo olvide, es ser uno de los instrumentos para romper el bipartidismo e instar algo parecido a un gobierno de reconciliación nacional. Que quede clarito que los españoles, no por patrioterismo, sino simplemente por conveniencias socioeconómicas, inmediatas y a largo plazo también… los españoles sólo tienen un enemigo: los secionistas y el eje chavista-islámico, que es el fenómeno de mayor integración. ¿Porque qué hay detrás de lo políticamente correcto? Creo que gran parte del país sabe que detrás de los políticamente correcto no hay más que marxismo contrariado. Ya desde el 1967 se forma la OLP, que es la verdadera central terrorista del mundo, con dinero árabe y fundamentalmente ruso viene Arafat a levantar la bandera de la revolución palestina, que todavía está ahí. Ahora tenemos muy, muy clarito que por un lado hay unos señores que por fortuna son feos y tontos, como los de Bildu y los de la CUP, y que por ahí lo van a tener muy difícil, y por otro lado está el gran eje de los que han perdido históricamente su papel como espíritus redentores de la humanidad, que son por una parte el Islam y por otra parte el marxismo, que se unieron ya muy claramente con el abrazo de Chávez y Ahmadineyad.

UTBH: Antonio Baños dijo que el capitalismo es incompatible con la vida…
A. E.: Dijo incompatible con la vida. Cuando yo le dije: ¿en serio?, dijo: con la vida amplia, que luego precisó que fueron los momentos del 1936 en España, cuando Companys mataba a mansalva por ahí. Pero a Baños le parece que en ese momento hubo la vida amplia. Baños tiene la sensación de que hace más por la humanidad el empleado que el creador de empelo. Esto es un disparate completo, que además está basado en que el creador de empleo trabaja menos que el empleado, lo cual es obviamente mentira, porque si el empresario no trabaja hasta el triple que el empleado, simplemente se va a pique su empresa. Pero la especialidad que ha permitido a occidente llega donde está es precisamente que le dices al empresario: cuidado, si no te sale, yo no te voy a ayudar… ahora, también te digo que si te sale tampoco te voy a espoliar. Sobre esta base, sobre la base de que el trabajo rinde al hombre y se lo puede quedar, la hora o el año de trabajo han rentado tan mucho más, que en las sociedades donde esto no sucede, o sea, donde no hay servidumbre, donde no hay esclavitud… simplemente se ha impuesto aquella sociedad donde el trabajador podía apropiarse de los frutos de su trabajo. Toda la película que monta Baños (por decir Baños, que viene de Marx) es que, por una causa inexplicable, no se toma en cuenta que los grandes empresarios, el noventa y nueve por ciento de ellos, vienen del pueblo más bajo. Por ejemplo Owen, el creador de la primera empresa con tres mil operarios, trabajaba desde los seis años y estaba muy orgulloso de haber trabajado desde muy jovencito para ayudar a su familia. Si ahora te fijas en las grandes fortunas, por ejemplo Carnegie, Morgan, Robert Bosch, el de la bujía, todos son hombres que vienen del pueblo y se hacen a sí mismos. La idea de que el empleador le roba al empleado es tan grotesca… pero sin embargo ahí está. El que crea empleo, el que es capaz de producir riqueza real, no fantástica, pues ese es el hombre de mérito. ¿Por qué no se miran las cosas un poco cómo son, en vez de con este camelazo? Por ejemplo, que los ricos no van al cielo, los empleadores no son filántropos, los buenos son los empleados que quieren trabajar lo menos posible, los buenos son las mujeres continuamente acosadas… Yo creo que se van a ganar estas elecciones. El mundo en general sigue optando por el ser frente al no ser. La concordia va a seguir primando sobre la discordia. Pero qué disgustos, qué preocupaciones, qué sobresaltos me causa ver que mis congéneres estudian tan poco, dedican tan poco rato a informarse de lo que hablan, a saber lo que dicen, con qué soltura se pasan al dogmatismo. ¿Por qué el dogmatismo, a tu juicio?
13:57
UTBH: ...
A. E.: Lo he hecho aposta, porque eres una de las personas capaces en menos tiempo y con menos palabras de llegar a lo que quieres decir. Sin embargo, aquí has hecho los meandros del Misisipí. No es tan fácil definir dogmatismo. Tardé mucho tiempo. He tardado setenta y seis años en darme cuenta de que el dogmatismo no existió hasta que Sócrates lo definió como tal y que eso fue finalmente lo que se cargó a Sócrates. ¿Qué se contrapone al dogmatismo? Saber, aprender, estudiar. El dogma es nada más que la confianza en la afirmación que fuere, pero confianza infundada. Se puede definir también como a priori en general o prejuicio. Pero hasta Sócrates no se había conseguido identificar… fíjate que tenía diversas ramas, interminables… no se había conseguido unificar el concepto, porque no tenía el hombre tan claro que del consejo délfico conócete a ti mismo… de eso se derivaba inmediatamente, pero inmediatamente, sin mediaciones: el destino humano es saber. La especie humana va a la catástrofe si no hace del saber su centro, su meta, su instrumento, su medio y su final, su ahora mismo y su mañana. Esto lo puso clarísimo Sócrates, pero nadie lo había puesto antes. Luego viene el gran Aristóteles a confirmarlo con su vida. ¿En qué sentido el no dogmatismo se impone al dogmatismo? Pues que los no dogmáticos siempre son felices, son insultantemente felices… a pesar de que sean gorditos, feos… si pesquisas en las vidas de estas gentes no hay ni el más leve rastro de histeria, neurosis, aburrimiento, perdida del tiempo… ¿Qué tienen en común? Pues que el ser humano está obligado, está comprometido a saber y saber es justo lo contrario de dogmatizar, es pasar del prejuicio al juicio.
UTBH: Pero los que desean saber muchas veces lo intentan a través de atajos…
A. E.: No de fuentes primarias, que es el único camino de saber.
UTBH: Pero quieren una explicación fácil aplicable a todo…
A. E.: Y eso es lo que les da el cristianismo, el islam o el marxismo. Una explicación fácil de todo.
UTBH: O el feminismo…
A. E.: En este caso… Una explicación fácil. Cómo hacer que converjan millones de fenómenos en uno solo que sirve como polo luminoso que disuelve toda vacilación y oscuridad. Bien, pues lo único que hay que decir en ese caso es que el saber es una cosa que se mide por minutos de cada día y que todo lo que no sea dedicar a él toda la parte de la vigilia es perder el tiempo. Es lo que les dijo Sócrates: perdéis e tiempo en cada instante donde no estéis demoliendo el a priori, en cada instante en que estéis aceptando que sabéis cuando no sabéis. En cuanto a saber ¿cómo lo saben? Pues hablando con la gente, como hacía él, y luego recurriendo a las fuentes primarias, primarias de cada asunto. Porque también tiene narices que nos vamos a enterar de quienes fueron los romanos por Carlos Marx, que a su vez dedicó una ínfima cantidad de su tiempo a leer historia romana.
UTBH: Pero mucha gente lee cosas intentado que refuercen la idea que ellos ya tienen…
A. E.: Claro, y eso es lo contrario de saber y lo contrario de aprender…
UTBH: Y en las redes sociales y en Internet nos rodeamos de mensajes que nos dicen lo que queremos escuchar.
A. E.: Está vigente el teorema de Shannon, aquel de 1936 que dice: cualquier manejo de los mensajes, reducido su contenido a información… como contenido de información es bit y como bit se mide por pulsaciones eléctricas… estamos hablando de algo absolutamente concreto y real. Entonces si Shannon dice: cualquier sobado de un mensaje reduce su contenido de información, pues vete directamente a derecha e izquierda, que son las expresiones más puras y completas del teorema de Shannon. De tanto sobar ambas cosas no significan ya nada, literalmente nada. Tú dices que las personas están dispuestas a esto y lo otro… Bueno, no hay que olvidar que el principio de inercia rige el mundo físico y que en el caso del mundo psíquico la costumbre tiene una fuerza descomunal comparada con la disposición a hacer lo no acostumbrado, porque es mucho más cómodo montarte un mundo donde tus respuestas son automáticas y además es imprescindible, por supuesto. Si no cada vez que tengo que hacer una cosa me tengo que poner a pensar en cómo se hace… no, no, no, eso de ninguna manera. Pero en cuanto a saber qué pasa, es imprescindible actualizar el conocimiento en todo instante y sólo se puede actualizar a través de fuentes primarias. El que te dice: dímelo fácil, explícamelo fácil… ¿De qué estás hablando? ¿de la galaxia Orión 124? Porque aquí no pasa eso, chico. A lo mejor en la galaxia aquella sí. Aquí no, aquí las cosas son complejas. Tenemos una larga historia de cada cosa y del conjunto de las cosas también. Todo está en tu mano. Es más, lo llevas en el bolsillo, chico. Todo menos fácil. Es fácil para ti informarte, pero ¿llegar a la verdad? ¡Uf! Una vida entera no basta.

UTBH: A mí me da la sensación muchas veces de que la gente no quiere escuchar la verdad.
A. E.: Ya. Hacemos muy mal utilizando la expresión la gente, porque ¿tú formas parte de la gente? ¿Formo yo parte de la gente? Te advierto que yo sí formo parte de la gente. Pero me hace mucha gracia esto de la gente, la gente… No, no, eso es inválido. Lógicamente es un sofisma fuerte sacar de repente en el discurso lo que hace la gente, porque hay que decir si tú formas o no parte de esa gente.
UTBH: Yo formo parte, evidentemente.
A. E.: Pues entonces cuando dices la gente, en este caso parece ser la gente que precisamente no es como tú, porque tú quieres aprender y esos que tú mencionas no, no quieren aprender, quieren saberlo todo.
UTBH: Entonces diré nosotros…
A. E.: Así me gusta.
UTBH: Entonces a nosotros la tecnología nos está ofreciendo todo el conocimiento (lo tenemos en el bolsillo), pero por otra parte tenemos pequeñas realidades alrededor nuestro que nos dicen las noticias que queremos escuchar…
A. E.: Los likes a las fotos que has subido…
UTBH: Y más todavía, una cantidad de información sesgada toda en la misma dirección.
A. E.: Claro. Y tienes que recordarles: acuérdate de aquel gordito, calvo, feúcho, el gran Sócrates, que dijo que violas tu naturaleza, degeneras como animal si no eres animal racional. Tienes que ser racional para ser el animal que eres, porque si no, como especie biológica, somos una cagarruta comparados con los corzos o con los tigres o con los elefantes. Lo que realmente nos ha dado el ser es precisamente la racionalidad. Se nos olvida. Descansamos. Finalmente yo estoy pensando en un mundo donde dentro de cincuenta años serán las cuatro o cinco cabezas que realmente vivan para saber las que gobiernen todo, y lo otro sea un rebaño cómodamente instalado en su zoológico, porque realmente como no quieren saber, pues no deben obrar, porque sólo podrían obrar de forma disparatada. Mejor que no intervengan. ¿Te acurdas de La rebelión de Atlas, el libro de Ayn Rand? Que es una pesadez, es un tocho de cientos de páginas. El argumento central es que los grandes empresarios, las grandes mentes del momento se van de huelga. Dicen: estamos hartos de que vayan de huelga los empleados, ahora nos vamos de huelga nosotros. El mundo queda inmediatamente paralizado, congelado y se va al garete.
UTBH: Cada vez hay más hombres que está hasta los cojones...
A. E.: ¡Hombre claro! Si los han arruinado…
UTBH: ¿Sería posible una reacción misógina producto de esta narrativa?
A. E.: Es que no puede haber otra solución. Con la discriminación positiva y la ley de violencia de género lo que ha hecho Zapatero y lo que hace el actual gobierno es excitar la violencia de género, por supuesto. Pero esto es evidente. Es igual que con las drogas. Cincuenta años de heroína vendida sin receta en las farmacias, ningún yonki. Se consigue hacer ley con pena de muerte para el que venda heroína a un menor, aparece el primer yonki. Y desde entonces ya nos ha ido… Que la prohibición de las drogas estimula lo prohibido ¿qué duda cabe? Y todas las cruzadas previas. ¿La cruzada contra la brujería? El Canon Episcopi en el 906 habla de que como mucho en Europa hay treinta brujas; cuatro siglos más tarde el Roman de la Rose dice que un tercio de las europeas son brujas. ¿Cómo se ha conseguido pasar de treinta a un tercio del total? Pues con la cruzada que las quema. ¿Cómo hemos conseguido pasar de que la humanidad ha tomado opio y no hay palabra para opiómano? Aunque por supuesto tenemos doce palabras para alcohólico y borracho. ¿Cómo ha conseguido la humanidad que una cosa que ha sido considerada regalo terapéutico, don divino por excelencia en la farmacopea, sea algo sin uso ni médico ni científico hoy en día? Pues con la cruzada. ¿Cómo se va a conseguir que haya más mujeres asesinadas, violentadas? Con la ley de violencia de género. Pero está clarísimo. Yo no creo que haya nadie que lo ponga en duda. Sinceramente, si se pone a pensarlo.
UTBH: Lo que esta gente piensa es que lo único que defiende a las mujeres es la misma ley…
A. E.: Pero es totalmente falso. La propia ley empieza prohibiendo saber de qué religión y de qué nacionalidad son los perpetradores de los delitos, con lo cual la propia ley reconoce que le importa un carajo la materia, que lo único que quiere es desenterrar la discordia.
UTBH: Hay partidos que… el que más institucionalizado lo tiene es el partido socialista…
A. E.: ¿Qué tiene que ver el socialismo de González y Guerra con este? Pues apenas nada. Pero este es posmoderno. Este coge eso que… decepcionado en mayo de 1968 se pasa al terrorismo durante diez años y luego, viendo que también aquello se acaba, se instala en al altermundismo y lo políticamente correcto, que es lo que tenemos.
UTBH: Pero no hay cojones de salir de eso… han formado un robusto entramado en todas las instituciones (perspectiva de género, etc.).
A. E.: Pero todo es falso y ya sabemos, para empezar, que la ley esta, como cualquier ley de esa naturaleza, tipo cruzada, fracasa triunfando. Lo que tenemos que tomar en consideración es de dónde viene la fuente de financiación. Publiqué hasta dos artículos de interpelación directa a la vicepresidenta Calvo diciéndole: ustedes van a poner doscientos millones de propaganda contra la violencia de género. Por favor, dígame en qué número del Boletín Oficial del Estado está la licitación de estos doscientos millones, porque yo tengo unos amigos y yo mismo con unas ideas sobre esto, para reducir la violencia de género. Por favor, precíseme cuando se adjudican estos doscientos millones. Fueron dos artículos seguidos, con dos meses en medio. Todavía estoy esperando respuesta, por supuesto. Esos doscientos millones se han adjudicado, sin duda, a dedo, como ha estado haciendo Sánchez desde que llegó al gobierno. Lo primero que tiene que hacer otro gobierno es ir, uno a uno, todos los nombramientos a dedo, que son miles, echándolos para atrás, por supuesto. Pero es que hay que hacer lo que no hizo Rajoy, que teniendo mayoría absoluta soporta la ley de patada en la puerta, soporta la ley de violencia de género… todo con tal de no perder votos y meterse en un lío. ¡No, hombre, no! Creo que los españoles sensatos tenemos que buscar un gobierno de concentración nacional, que decía Fernando que es imposible en España… Pero por concentración nacional entiendo los que están dispuestos a que estos confines territoriales actuales prosperen a través de la concordia y el sentido común, pura y simplemente. Que se den cuenta de que su enemigo no es la ultraderecha o la ultraizquierda. No, no, no. Sus enemigos son los altermundistas por un lado y los separatistas por el otro. Que los separatistas podrían todavía concebirse si tuvieran mayorías, pero ya saben hace treinta años que no tienen mayoría. Entonces, si no tienen ni siquiera eso, pues no tienen nada. Póngase en su sitio al que no tiene nada.
UTBH: ¿Qué le dirías tú a los españoles ante el 29 de abril, que nos estamos jugando tanto?
A. E.: Mucho. Que voten en consciencia. Que se lo piensen mucho. Que se den cuenta de que hay esas palabras, ultra, extrema, derecha, izquierda y fascista… Decir: por favor, demuéstreme usted que no es afásico o débil mental y cada vez que va a mencionar cada una de estas cinco cosas me emplea un sinónimo. Solamente con eso estoy de acuerdo. Si no me lo plantea levantaré la mano y le diré que ha incumplido la regla del juego. Porque usted es consciente de que vaso podemos decirlo de cincuenta maneras. ¿Es usted tan amable de decir ultra, extrema, derecha… de otra manera? Pues por favor proceda.