Páginas vistas en el último mes

domingo, 24 de junio de 2018

Principales corrientes del marxismo del siglo XXI


  • feminismo
  • homosexualismo
  • lesbofeminismo
  • animalismo
  • veganismo
  • islamismo
  • yihadismo
  • nacionalismo
  • comunismo
  • progresismo
  • socialismo
  • nacionalsocialismo
  • fascismo
  • indigenismo
  • ecologismo
  • ambientalismo
  • altermundismo
  • LGTBIQ...-ismo
  • igualitarismo
  • antisemitismo
  • antiblanquismo
  • eurofobia
  • varonfobia
  • familifobia
  • heterofobia
  • multiculturalismo
  • pacifismo
  • corrección política



sábado, 16 de junio de 2018

Historia del PSOE, por Emilio Campmany




  1. Fueron militantes del PSOE los principales responsables de que la II República fracasara como régimen democrático y acabara convirtiéndose en una dictadura comunista.
  2. Fueron militantes del PSOE los máximos culpables de que España se deslizara poco a poco hacia la guerra civil.
  3. Fueron militantes del PSOE los que alargaron inútilmente la guerra, incrementando brutalmente el número de sus víctimas, con la remota esperanza de que un conflicto internacional estallara y salvara a la moribunda república, que ya no era más que un régimen títere de Moscú.
  4. Fue el PSOE el partido republicano que menor resistencia opuso franquismo.
  5. Fue el PSOE el que renegó de todos sus supuestos ideales durante la Transición a cambio de que le fuera entregado el poder omnímodo del que disfrutó en España a partir de 1982.
  6. Fueron militantes del PSOE quienes luego emplearon ese poder omnímodo en enriquecerse y corromperse, incluidos asesinatos y secuestros.

miércoles, 30 de mayo de 2018

Antonio Escohotado y su obra "Los enemigos del comercio". Acerca de las "conclusiones".


Diálogo entre Alfonso Escohotado y Alfonso Armada en la Fundación Juan March, el 27 de noviembre de 2014.


Alfonso Armada: ¿Y para cuando el tercer tomo de la trilogía?

Antonio Escohotado: Es lo que te digo. Estoy tan enrollado que estoy espantado ante la perspectiva de que salga cinco tomos… Es broma. Pero es posible…

Alfonso Armada: Bueno, pueden ser cuatro, como “El capital”.

Antonio Escohotado: Es posible que no me dé espacio en el tres para las conclusiones. Porque yo quiero hacer, aparte de todo este trabajo de documentación, decir “miren ustedes, aquí tienen la historia sin sesgos ni lagunas, ¡tráguensela!, y si no les interesa pues digan que no les interesa y aquí no pasa nada”. Pero luego, desde el principio, yo hice esto para poder tomar una distancia y poder decir “oigan, señores, yo sobre esto pienso esto”. Entonces vamos a ver si me cabe el “pienso esto” en el mamotretazo de “oiga, lo que pasó fue esto”.

Antonio Escohotado, entrevistado por Federico Jiménez Losantos (Parte 3 / 2017-02-16 / clublibertaddigital.com)


Antonio Escohotado: Fíjate por ejemplo que Chávez es marxista bolivariano, olvidando lo que dice Marx de Bolívar

Federico Jiménez Losantos: además que Marx era un racista desorejado que despreciaba a todos los que…

Antonio Escohotado: Es muy gracioso lo que dice Marx de Bolívar, que es totalmente derogatorio, brutal. Lo llama asesino, incompetente. Dice que mete a sus favoritos para hundir económicamente a los países donde reina… Efectivamente,Bolívar

Federico Jiménez Losantos: algo de eso hay

Antonio Escohotado: llegó a reinar sobre gran parte de América

Federico Jiménez Losantos: la Gran Colombia son tres o cuatro países de ahora, sí. Pero hay algo que nos devuelve al comienzo de tu indagación. ¿Por qué la fascinación por el comunismo? ¿Por qué el triunfo de este fracaso? ¿Qué elemento hay en la psique humana que le lleva a prescindir de aquello que sabe que le conviene? Estoy seguro que de los cinco millones de Podemos, bueno, habrá dos millones de tontos, pero otros tres no lo son y piensan que no les va a afectar algo que saben que les podría afectar negativamente; que piensan que les puede afectar a otros.

Antonio Escohotado: Yo pensaba terminar esta obra con unas conclusiones, pero luego me di cuenta de que ya a lo largo de la investigación había ido dando las conclusiones, de manera que al final lo reduje a una línea y dije: esto es una combinación de simplismo (que evidentemente es un rasgo humano, creer que la realidad sea simple)

Federico Jiménez Losantos: porque agobia. La realidad es muy compleja. No sabemos qué hacer con ella…

Luis Espinosa Goded entrevista a Antonio Escohotado (3. Los enemigos del comercio)


Luis Espinosa Goded: ¿usted cree que entendiendo la vida se entiende mejor la obra?

Antonio Escohotado: Mi trabajo va orientado a dar al lector fundamentos de juicio para que él piense por sí mismo. En unos casos pienso que sí, que influye la vida de los pensadores o de los actores históricos en lo que han defendido. En otros casos pienso que no tanto. Pero lo que guía mis actos y el hecho de que finalmente deje esa línea en vez de las cien que he tachado y quitado, es estimular al lector para que se forme su propio juicio.

Luis Espinosa Goded: Llegamos a una obra de dos mil cien páginas y usted todavía no ha dicho una conclusión…

Antonio Escohotado: Es que la conclusión sólo puede ser a posteriori. Es que necesito la experiencia para sacar conclusiones. Es que no sé nada antes de verlo.

Luis Espinosa Goded: ¿Después de tanto trabajo está usted deseando decir esas conclusiones?

Antonio Escohotado: Sí, pero necesito que los hechos las avalen y necesito terminar el relato de hechos.

Luis Espinosa Goded: ¿Habrá un cuarto tomo que será las conclusiones de “Los enemigos…”?

Antonio Escohotado: Puede ser. Eso sería una canallada par con mi editor, porque le obligaría a darme otro anticipo.

Antonio Escohotado en la Cadena SER el 16 de octubre de 2013.



Javier Gallego: ¿Y el comunismo, como modelo de reparto igualitario de la riqueza, qué le parece?

Antonio EscohotadoBueno, eso… Igual que con las drogas. La gente dice ¿y qué pasará si…? Yo contesto ¿qué pasó cuando…?Igual que con las drogas vemos qué pasó con la heroína antes y después de la prohibición, podemos saber qué pasó con Rusia antes y después del comunismo, con Cuba antes y después del comunismo, con Albania antes y después del comunismo. Mi método, como no es moralina, es simplemente ver qué pasó. O sea, a mí lo único que me interesa como historiador es establecer qué pasó. Que ese “qué pasó” luego resulta que te ilumina y te dice, bueno, “pasó esto por esto y por lo otro”… en ese terreno mis tochos no entran. Sólo entrarán al final, porque haré unas conclusiones y espero que en diez o quince páginas me ventile el tema.

Antonio Escohotado. Presentación de "Los enemigos del comercio II" en el Instituto Juan de Mariana.



Amor propio es lo mismo que dignidad y dignidad es todo lo que se puede pedir, a mi juicio. Ya veré si cuando…, en el tomo tercero extraeré las conclusiones de esta investigación. En realidad me he puesto con este monstruoso trabajo que me va a tomar catorce o quince años y, claro, trabajo de verdad. Yo me levanto y hasta que me acuesto me dedico a investigar el tema. O la mitad del tiempo será redactarlo para que no quede demasiado mal explicado. Pero me paso la vida recopilando información. Recoger datos es el gran sentido de mi existencia. Bueno, pues cuando termine haré lo que quería hacer desde el principio, las conclusiones. He contado aquí, de una forma muy vaga, algo de esas conclusiones. Creo que si seguimos hablando podríamos precisarlas, no sé… Las conclusiones son “¿por qué demonios no respeta usted la libertad?” Porque luego se dice “no, es que estamos contra la libertad privada”. ¿La propiedad privada? La propiedad privada es lo que nos ha sacado de la vida salvaje. 

Antonio Escohotado charla con Alfonso Armada Rodríguez: «La utopía, además de una memez, es una inmoralidad» (www.abc.es, 04/11/2013).



Alfonso Armada Rodríguez: ¿Entonces una de las claves del comunismo es el resentimiento...?

Antonio Escohotado: Está usted empezando a adelantar las conclusiones del tercer volumen. Dejémoslo ahí, porque el resentimiento no agota en modo alguno sus fuentes de reproducción.

Alfonso Armada Rodríguez: ¿En qué medida se equivocan quienes aseguran que la idea del comunismo es buena, que su aplicación es lo que se ha hecho mal? ¿Está el totalitarismo en Marx y Lenin antes que en Stalin o Mao, los grandes aplicadores?

Antonio Escohotado: La misantropía –o si prefiere- las ganas de matar son mayores en Marx y Lenin que en Stalin. Alguien podría asombrarse, pero el tomo III demostrará con todos los pormenores debidos que Stalin mata para protegerse de su personal delirio persecutorio. Marx y Lenin quieren matar al rico como Hitler al judío, atendiendo al mismo plan eugenésico. Ya la Epístola de Santiago había advertido a los prósperos: «Habéis engordado para el día de la matanza».

Entrevista a Antonio Escohotado, por Luis Balcarce, realizada el 16 de octubre de 2013 para Periodista Digital.



Luis Balcarce: ¿Por qué la idea de comunismo sigue tan vigente, incluso después de la caída del muro?

Antonio EscohotadoPues mira, esto me lo reservo para las conclusiones del tomo tres y todavía no lo tengo completamente perfilado. Creo que se puede explicar por qué en dos o tres silogismos de necesidad, pero todavía no los tengo terminados. Lo que creo es que hay un elemento de resentimiento, que tiene mil fuentes, porque unos están resentidos por acción exterior, otros porque les viene de dentro, otros es porque han tenido mala suerte. Entonces los convocados por el sermón de la montaña: “¡venid a mí!” ¿Venid a mí quiénes? Venid a mí los resentidos. Venid a mí los asfixiados, porque o bien envidiáis a otros o bien os odiáis a vosotros mismos. Recoger toda esta parte de frustración, de dolor, pudiera ser, quizá, la cuenca atractora de este sistema que, por eso mismo, no va a desaparecer.

Antonio Escohotado entrevistado por Manuel Sollo Fernández para el programa “Biblioteca pública” de RNE, el miércoles 11 de diciembre de 2013.



Manuel Sollo Fernández: Usted es muy crítico con la Revolución Francesa y reivindica la americana como fundamento de la democracia y las libertades…

Antonio EscohotadoNo soy crítico. Una de las cosas en que puede haber equívocos… Yo ya haré unas conclusiones al final del tomo tres donde seré todo lo crítico que me parezca. Por ahora lo único que estoy haciendo es establecer los hechos. No es correcto para lo que yo he hecho decir que soy crítico, con la revolución francesa, por ejemplo. Lo que yo me limito es a destacar hasta qué punto el terror es consustancial al proyecto que llevaban en la cabeza Robespierre, Marat, etcétera, y hasta qué punto el terror es consustancial a cualquier instauración de un régimen comunista, pero no porque lo diga yo ni porque yo sea crítico con ello, sino porque la historia lo demuestra. En este sentido yo aprendo de los hechos. No quiero imponerme a ello. Y uno de los problemas que me encuentro es ese, que en esta materia hay que ser o pro o contra, y cuando alguien viene a decir “no, es que antes que nada informémonos”,pues es un indeseable.
.
.
.
Manuel Sollo Fernández: Hay ciertos de izquierda que afirman que el problema del comunismo es que se ha aplicado mal, en una especie de afán por mantener intacta la utopía.

Antonio EscohotadoClaro, por eso yo me estoy frotando las manos ante la posibilidad de hacer las conclusiones del tomo III, porque eso me va a permitir que las cosas estén todas en su sitio, que no haya sesgo, que no haya lagunas, que no haya omisiones, que las grandes figuras del comunismo hablan ellas mismas, se definen por sí mismas. Y los grandes momentos se estudian tal cual se tienen que estudiar. Cuál es la evolución de los sindicatos, cual es la evolución del derecho, cual es la evolución de las clases sociales, cómo va la economía. Una investigación exhaustiva, que cubra todos los campos. Como hasta ahora la historia del comunismo estaba sumida no ya en sombras sino en la ridícula situación de que había un comunismo de Cristo y había un comunismo de Marx y que no tenían nada que ver el uno con el otro…, pues claro, imagínese. Yo espero que mi libro sea aprovechable para decir sencillamente “oiga, lo que pasó fue esto”.
.
.
.
Manuel Sollo Fernández: Anuncia un tercer y último tomo de “Los enemigos del comercio”. ¿Por dónde sigue su investigación?

Antonio EscohotadoPues no lo sé del todo. Yo me dejo sorprender. Estoy abierto como historiador. Ahora estoy estudiando el proceso chino, la revolución comunista en China, que me está costando muchísimo más justamente porque no hablo chino. Pero continuamente voy descubriendo cosas imprevista y por tanto no me puedo pillar los dedos diciendo que voy a pensar esto o lo otro. Estoy abierto y estar abierto significa ir aprendiendo. Por supuesto que cuando haga las conclusiones del tomo tres espero saber más de lo que sé ahora. Calculo que en un par de años pueda tenerlo listo.




domingo, 20 de mayo de 2018

Winston Churchill, “Cómo se fraguó la tormenta”, 1947, escribiendo acerca de 1929 (Hoy como ayer).


Un optimismo extraordinario sostenía una orgía de especulaciones. Se escribían libros tendentes a probar que las crisis económicas correspondían a una fase que la mejor organización de los negocios y la ciencia habían dominado al fin. “Parece que hemos terminado ya con los ciclos económicos que hasta ahora hemos conocido”, dijo el presidente de la Bolsa de Nueva York en septiembre. Pero en octubre un repentino y violento huracán asoló Wall Street. Ni siquiera la intervención de los más poderosos medios pudo detener la oleada de ventas dictadas por el pánico. Un grupo de bancos importantes constituyó un fondo de mil millones de dólares para estabilizar el mercado. Fue inútil. Toda la riqueza acumulada en títulos y valores adquiridos en los años anteriores se desvaneció. La prosperidad de millones de hogares americanos se había desarrollado sobre una gigantesca armazón inflacionista y crediticia que ahora resultaba falsa. Aparte de la especulación general mediante compras de valores, estimuladas por los bancos con los préstamos que fácilmente concedían, se había montado un vasto sistema de venta a plazos de casas, muebles, automóviles e innumerables clases de objetos útiles o superfluos. Todo esto se desplomó a la vez. Las grandes fábricas cayeron en un estado de confusión y parálisis. Mientras poco antes constituía un problema el aparcamiento de los automóviles en que miles de obreros comenzaban a cudir a sus trabajo, a la sazón el descenso de salarios y la extensión del desempleo afligían a toda la comunidad, hasta entonces dedicada a la activa creación de toda clase de artículos deseables para el uso de millones de seres… Veinte mil bancos locales suspendieron pagos. Los medios de intercambio de mercancías y servicios de hombre a hombre se derrumbaron verticalmente y el desastre de Wall Street repercutió por igual en los hogares pobres y en los ricos… Las consecuencias de aquella desarticulación de la vida económica tuvieron repercusiones mundiales. El descenso de producción y el aumento del paro causó una contracción general del comercio. Se impusieron restricciones arancelarias para proteger los mercados interiores. La crisis general motivó agudas dificultades monetarias y paralizó el crédito interno. Esta ruina y la calamidad del desempleo cundieron por todo el globo. Y de esta manera...